Skip to content

¿Cómo saber si tengo caries? Causas y síntomas para identificarlas





Las caries dentales representan uno de los problemas bucodentales que más suele afectar al ser humano y que por lo general se manifiesta en diversas formas, por lo que se hace necesario conocer cada una de esas presentaciones para así frenarla a tiempo y evitar que el daño avance.

No sólo el dolor es una indicación de que puedes tener caries, porque existen distintos signos que son más leves y que deben observarse. Algunas de estas señales suelen pasar inadvertidas, y sin embargo  son muestras claras que alertan del inicio de este problema.




cómo cuidar los dientes
Es necesaria la visita periódica al dentista

Es por ello que en esta guía estará mostrándose toda la información relevante sobre los indicios de posibles apariciones de caries en los dientes, porque es recurrente la pregunta ¿Cómo puedo saber si tengo caries?

Porque aunque se hace mucha referencia sobre el tema, en realidad pocos conocen esos síntomas que deben alertar sobre la aparición de las caries. Así que continúa la intención es ayudarte con este artículo a prevenir esa afección así como también podrás aprender más en nuestra web www.cepilloselectricos.site.

¿Cuáles son las causas de las caries dentales?

Debes saber que las caries dentales se forman en un proceso que sucede con el tiempo y que ocurre de la siguiente forma:

  • Formación de placa en los dientes: La placa es una película que se forma en la dentadura y que es transparente y pegajosa, que va recubriendo los dientes poco a poco. Se forma por la ingesta en exceso de azúcares y almidones, además surge como consecuencia de no cepillarse bien los dientes. Cuando no se realiza una limpieza adecuada entonces las bacterias comienzan a alimentarse de ellos y a formar placa. Esa formación de placa puede ponerse dura debajo de la línea de la encía así como por encima de ella y convertirse en sarro. Este sarro obstaculizará la destrucción de la placa y creará una defensa protectora de las bacterias.
  • La placa comienza a atacar: Son los ácidos de la placa los que van eliminando los minerales del esmalte externo y duro de los dientes. Ese desgaste en las piezas dentales va provocando orificios o aberturas muy diminutas en el esmalte, que es la primera etapa de la aparición de las caries. Y después, cuando se dejan avanzar, se erosionan partes del esmalte, además que las bacterias y el ácido logran llegar hasta la siguiente capa de los dientes, conocida como “dentina”, que suele ser más blanda que el esmalte así como menos resistente al ácido, y es la que posee pequeños tubos que se comunican con el nervio de la pieza dental y causa sensibilidad.
  • La destrucción sigue avanzando: Una vez formadas las caries dentales, el ácido y las bacterias prosiguen su camino a través de los dientes, y se trasladan después al interior del diente, a la zona conocida como pulpa, la cual comprende nervios y vasos sanguíneos. Luego, la pulpa se irrita e inflama por causa de las bacterias, y esa inflamación no puede expandirse en el interior del diente por lo que el nervio se oprime y provoca dolor. Tal molestia puede llegar a extenderse hacia el hueso.

Factores de riesgo de la caries dentales

Hay ciertos factores que incrementan las posibilidades de tener caries, aunque todas las personas están en riesgo de tenerlas, y es necesario conocer esas causas:

  • Cepillado inapropiado: Si los dientes no se lavan de forma correcta poco tiempo después de comer y de beber, entonces la placa aparecerá rápidamente y comenzarán a surgir las primeras etapas de la caries.
  • Posición del diente: Las caries por lo general suelen aparecer en las piezas dentales traseras, es decir en molares y premolares, y estos suelen tener muchos hoyos, surcos, grietas y diversas raíces que almacenan restos de alimentos. Todas esas características originan que la limpieza sea más difícil, en comparación con los dientes delanteros.
  • Algunos tipos de alimentos y bebidas: Alimentos como el helado, el pastel, la leche, las galletas, el azúcar, la miel, las bebidas gaseosas, los frutos secos, los caramelos duros, los cereales secos y las papas fritas, poseen mayores posibilidades de producir caries porque suelen adherirse a los dientes, así que representan mayor riesgo que aquellos que se eliminan fácilmente mediante la saliva.
  • Comer o beber repetidamente: Al comer bocadillos o tomar bebidas que sean azucaradas de forma constante, estás dándole a las bacterias de la boca más probabilidades de crear los ácidos que arremeten contra los dientes y los carcomen. Al tiempo que consumir bebidas ácidas durante el día favorece la creación de una capa de ácido en los dientes.
  • Carencia de flúor: Es conocido el efecto positivo del flúor en los dientes, el cual ayuda a prevenir las caries e incluso puede revertir las primeras etapas del daño dental. Es un componente que se encuentra en la pasta de dientes y en los enjuagues bucales, de allí que su uso contribuirá a una mejor salud bucal.
  • Ardor de estómago: La enfermedad por reflujo gastroesofágico puede ocasionar que el ácido del estómago suba hasta la boca, lo que provocaría un desgaste del esmalte así como un daño importante en los dientes. Esta situación expondría a una mayor parte de la dentina a los ataques de las bacterias y a crear caries.
  • Sequía en la boca: La sequedad en la boca es ocasionada por la falta de saliva, la cual contribuye a prevenir la aparición de caries, puesto que elimina los restos de alimentos así como la placa dental. Los componentes que posee la saliva también permiten contener el ácido producido por las bacterias. Además, es importante que sepas que algunas enfermedades, medicamentos, la radiación en la cabeza o el cuello y el tratamiento de quimioterapia pueden acrecentar el riesgo de tener caries porque reducen la producción de saliva.
  • Trastornos alimenticios: Tanto la bulimia como la anorexia son trastornos que pueden provocar deterioro en los dientes, porque el ácido estomacal ocasionado por los vómitos repetidos cubre los dientes y disuelve el esmalte. Además que los trastornos de la alimentación pueden obstaculizar la producción de saliva.

¿Cómo identificar la caries?

El principal síntoma que produce la caries es dolor en el diente que se encuentra afectado, pero además la puedes identificar porque:

  • La molestia o dolor suele empeorar cuando comes o bebes algo frío, dulce o caliente;
  • Existe la aparición de agujeros en uno o más dientes.
  • Tienes manchas blancas o de color café en la superficie del diente.
  • Hay sensibilidad en el diente al tocarlo.
  • La encía se hincha y está adolorida.

¿Cómo confirmar el diagnóstico de caries dentales?

La mejor manera de corroborar que la caries está presente en la boca es consultando al odontólogo, ya que son quienes tienen el conocimiento y los equipos para examinar en detalle los dientes, y así  buscar la presencia de pequeños agujeros y, si los consigue, de inmediato comenzará el tratamiento adecuado.

cómo prevenir la caries
Para la eliminación de la caries es necesaria una intervención de un profesional

Además, puede indicar la realización de una radiografía panorámica de la boca para comprobar la presencia de caries entre un diente y otro, lo cual es lo más indicado cuando no se pueden ver a simple vista.

Consejos para prevenir la caries

La buena higiene bucal es una de las mejores formas de prevenir las caries dentales, por lo que a continuación te daremos algunos consejos para que puedas hacerlo.

  • Cepíllate después de comer o beber, es recomendable hacerlo al menos dos veces por día e idealmente después de cada comida, con una pasta dental que tenga flúor.
  • Usa hilo dental o puede ser un limpiador interdental para limpiar entre los dientes.
  • Enjuágate la boca. Si el odontólogo considera que posees el riesgo de tener caries, entonces es posible que aconseje el uso de un enjuague bucal con flúor.
  • Consulta regularmente con tu dentista. Debes realizarte limpiezas dentales profesionales y exámenes bucales regulares, ya que son los que pueden ayudarte a prevenir problemas o detectarlos de forma precoz.
  • Evita comer o beber con frecuencia. Cuando comes bocadillos o tomas bebidas con frecuencia durante el día, ayudas a que las bacterias de la boca produzcan ácidos que pueden dañar el esmalte de los dientes.
  • Consume alimentos saludables para las piezas dentales. Algunos alimentos y bebidas son más favorables para la salud de los dientes.
  • Considera procedimientos con flúor. El odontólogo puede recomendar procedimientos con flúor de forma periódica, especialmente si no lo obtienes por medio del agua fluorada y otras fuentes.
  • Pregunta sobre procedimientos con antibióticos. Si eres especialmente vulnerable a tener caries por causa de una afección, por ejemplo, el especialista puede recomendar enjuagues bucales con antibióticos u otros tratamientos para disminuir las bacterias dañinas en la boca.

Y ahora que ya conoces cómo cuidar los dientes, no dejes de seguir cada una de estas recomendaciones y aplicarlas en tus rutinas diarias para que puedas prevenir la indeseable caries.

Conclusiones

Un mal cuidado de los dientes puede originar caries en los dientes, por tanto si quieres prevenir esta molestia, es necesario realizar todos los cuidados aquí indicados, además de visitar con regularidad al odontólogo. No pases por un mal rato y preocúpate por tener una buena salud bucal.